EL PROBLEMA NO ES EL PEAJE

Quizás una de las noticias más importantes y de mayor impacto en los habitantes de Guaduas fue la marcha #NoAlPeaje que el gobierno pretender instalar en el alto del trigo, el cual está ubicado entre Villeta y Guaduas.


Pues bien, la ruta del sol era el proyecto vial más ambicioso del gobierno Santos, pues buscaba reducir el tiempo de los conductores que viajan entre la costa y el centro del país. Hay que recordar que el exvicepresidente German Vargas se “hecho al hombro dicho proyecto” y sacó pecho cuando empezó a entregar partes de la vía (incluso sin ser aun señalizada).


Pero este proyecto es sacudido por varios problemas: el primero de ellos y el más relevante fue el consorcio Obredecht, envuelta en el mayor escándalo de corrupción que ha tenido que conocer el país (o bueno que ha salido a la luz pública), otro problema ha sido el diseño de la mega obra y los “problemas geológicos” de algunas partes de la región, ¿acaso en este estudio no se dieron cuenta previamente del suelo de Villeta y Guaduas? De nuestra geográfica.


El proyecto original era una “autopista” de 4 carriles, sin embargo, el tramo I tuvo un primer problema, y fue el terreno de Villeta, el cual no era apto para que pasará una vía, y a hoy es claro: la caída de roca constante, los “problemas” geológicos que exige cambiar el pavimiento constantemente, ¿los estudios no dieron cuenta de esto? Desde acá se notó el ego de los políticos que presionaron para que pasarán por estos lugares la carretera.


¿Recuerdan los deslizamientos constantes de la montaña llegando al caso urbano de Villeta, donde en su momento se debía pasar por el casco urbano para poder continuar con el recorrido hacia Guaduas? Que incluso firmas extranjeras no se comprometían con la construcción y fue una empresa colombiana la que diseñó y ejecuto el túnel para que la vía tuviera continuidad.
Pues bien, sin importar nuestro territorio la vía se hizo y se ven las consecuencias de la pésima planificación de nuestros dirigentes, y claramente, de nosotros mismos que no hacemos el verdadero control político a estas obras.


Pero bueno, ¿después que paso? Las obras continuaron, y la vía Villeta- Guaduas se convirtió en un “embudo” en un problema serio que “amenaza el proyecto”, pues los expertos se dieron cuenta que la geografía es muy compleja y ampliar los carriles era prácticamente imposible (descubrieron que el agua moja, pero ¿por qué se dieron cuenta tan tarde? ¿Cuánto dinero se ha perdido por la mala planificación?) y en ello la idea fue, “saquemos la ruta por otro lado, así no tocamos la ruta antigua”.


¿entonces desde cuando sale el tema del “famoso peaje en el alto del trigo”? pues bien cito: “Ante esa realidad, la constructora MHC presentó hace unos años una iniciativa privada para terminar este difícil segmento del proyecto. La iniciativa no fue bien recibida por parte de la comunidad de Guaduas teniendo en cuenta que se proponía la instalación de un nuevo peaje en ese municipio, todo para cofinanciar las obras que se acercaban a $2 billones.” (dinero.com; agosto 17 de 2019)


Como lo señala este artículo, la firma MHC ya había entregado la propuesta para la construcción del peaje, donde la ciudadanía desde ese entonces le ha dicho #NoAlPeaje, pero entonces aquí no para la novela, pues a hoy, el estado no tiene contratado a ninguna empresa para la construcción de la carretera que permita des embotellar el trabo de la ruta del sol I.


Así las cosas la firma corredores viales de occidente S.A.S la cual está conformada por Concav, Coherpa S.A.S, pavimentos Colombia y MHC (la misma que dijo un par de años que se debía financiar la obra con un nuevo peaje) desea construir la vía, pero ojo a este dato, a hoy agosto de 2019, esta iniciativa está en etapa de PREFACTIBILIDAD, eso quiere decir que está prácticamente no hay nada definido a hoy en día, claramente la ANI (Agencia Nacional de Infraestructura) está presionando para que este año quede adjudicado este proyecto ya sea con esta sociedad o cualquiera otra que califique, ¿por qué tanto afán para adjudicar este proyecto señores de la ANI?


Entonces llega una gran pregunta, si la ANI está presionando para entregar el contrato, ¿por qué no lo ha entregado?, pues bien, hay dos razones que ha bloqueado a la ANI la primera es que LA COMUNIDAD ha dicho que no están de acuerdo con este peaje, esto implica un gran riesgo para el proyecto, pues para dar viabilidad al proyecto la comunidad debe estar de acuerdo, pues de lo contrario no lo pueden hacer.


La segunda causa anclada con la primera, recuerden que, si se da el “ok” para la construcción, no solo ponen el peaje, sino que la construcción será bajo una nueva calzada, lo que significa (según los trazos que se desean adjudicar) la ruta del sol I no pasaría por Guaduas, lo que ocasiona que la economía de la región y especialmente la de nuestro pueblo, se vea sumamente afectada, “nos ahogarían económicamente”.


Y si lo quiere complejizar, la ANI le ha dicho a la comunidad :”el peaje se crea es para financiar la obra” esto es verdad y mentira, es parcialmente cierto, porque efectivamente el estado no tiene el dinero suficiente para financiar la obra, pero la mentira es que la nueva vía contará con su propio peaje, entonces si desmontan el peaje de alto del trigo los carros volverán a usar la antigua vía y desde luego la nación tendría un nuevo problema financiero. 


Entonces bajo este problema para la ANI empezó a conversar con la comunidad de Guaduas: “la ANI señaló que desde diciembre de 2018 se inició un plan de socialización sobre el peaje con el acompañamiento de la Gobernación de Cundinamarca, “donde se ha evidenciado la disposición al diálogo de la comunidad que entiende la importancia estratégica del proyecto”. Y agregaron que se darían tarifas especiales a las comunidades que se vean afectadas con el nuevo cobro.” (colfecar.com

 3 de agosto de 2019) 


Inclusive se señala que: “Hemos hecho un acompañamiento con la comunidad y las autoridades locales para sacar adelante el proyecto. Estamos viendo con MHC cómo logramos bajar el precio de las obras”, explicó Louis Klein, presidente de la ANI.” (dinero.com; agosto 17 de 2019)


Y acá hago un gran paréntesis, pues el ruido de la comunidad sobre este tema es: “es que algunas personas que han dialogado con la ANI le dijeron que sí al proyecto, entonces ya está montando el peaje” señores, esto es falso, vuelvo y cito: “donde se ha evidenciado la disposición al diálogo de la comunidad que entiende la importancia estratégica del proyecto” (colfecar.com 3 de agosto de 2019).


En ningún momento la comunidad ha dicho que sí al peaje, acá se han tenido diálogos, donde nosotros como Guaduenses, dueños de nuestro territorio entendemos el problema, pero en ninguno momento hemos dado ninguna aprobación al peaje.


Ahora bien, Juan Miguel Duran quien es el presidente de colfecar dice que, al construir el tramo entre Villeta y Guaduas, los transportadores ahorraran en tiempo (pues el viaje total hasta la costa de reduce en aproximadamente 2 horas) adicional a ello reduce el costo de la gasolina, pero recuerda que está nueva vía (si ellos ganan la licitación) tendrá un nuevo peaje.


Y entonces ¿la marcha #NoAlPeaje del 16 de agosto valió la pena? La respuesta es sí, durante años nosotros le hemos dicho No al peaje, pues es que en el histórico tenemos hasta plan tortuga por parte de los transportadores, hemos realizado también marchas, y desde luego hay grupos sociales que desde asesoramiento legal están buscando alternativas para evitar este tema.


Sin embargo, les tengo a todos una mala noticia, el problema real no es la construcción del peaje, el problema real es que si se aprueba la licitación MHC en 2020 entra a construir una nueva ruta, que ahogará a Guaduas, y que si o si tendrá su peaje.


¿Cuál es la ruta de trabajo? Primero: habitantes por favor estar muy bien informados de lo que está ocurriendo, pues el gobierno ha demostrado que es oportunista. Segundo: No caigan en la desinformación, parte de los habitantes que no salen a marchar dicen: “es que para que pelean, ese peaje ya está montado, no ve que el gobierno ya dijo (…)” ¡señores esto es falto! ¿no se dan cuenta que ese discurso es para desunirnos? Por favor no caigan en la trampa.


Tercero: cuando se tenga socialización del proyecto acudan, hagan videos, generen actas, y sean contundentes, “señores ANI como ustedes quieren desembotellar el tramo no es viable para nuestro municipio, y por ende no aceptamos su propuesta”. Cuarto: proceso político, no tengo claro cómo ha sido el proceso con el actual alcalde, pues yo no puedo generar rumores al respecto, pero yo si espero un comunicado de cuál ha sido la línea de trabajo en este caso, pues el próximo alcalde deberá manejar este gran problema y es bueno que no tengamos “sorpresas”


Y con ello para el próximo alcalde lo invito a mirar que el problema no es el peaje, el problema es la construcción que pretende hacer la ANI, hay que ir mucho más allá, pero también lo invito a tener varias estrategias, pues si la ANI aprueba la construcción su plan de gobierno debe ser ajustado, y desde luego el turismo y la economía tendrán que ser fortalecidos.

Para terminar, Habitantes hago un llamado a un frente común, a una organización real sobre este problema que ha estado hace varios años, sin ideología política, acá todos somos Guaduenses, en nuestra sangre portamos el gen de la resistencia, de la lucha, somos hijos de Policarpa, somos hijos de indígenas que resistieron a la tiranía española. Es hora de enseñarle al gobierno que nosotros no estamos en la “patria boba”#NoMasDivisión #NoalaVia #ProgresoSIperoNoaSI

Por: Mag. Julian Diaz Olaya.

diazojulian@gmail.com

1 Comentario

  1. Con todo respeto… un medio informativo / periodístico debe dar ejemplo en el manejo ortográfico de sus publicaciones, en realidad hay muchas fallas en este artículo. En segundo lugar, en todo el país están sacando las vías de los centros urbanos, por la peligrosidad que representa los carros a alta velocidad para sus habitantes, como ya hemos visto en repetidos accidentes. Lo que hay que analizar es: ¡el peaje no se debe permitir! adicional a esto para solventar y que continúen con la vía paralela, la nueva administración que va a llegar independientemente de quién sea debe tener un plan de trabajo para fortalecer a Guaduas en empleo y progreso, así como el proyecto de permitir la entrada a una industria o empresas que generen empleo, llevar el turismo hacia la apertura internacional y muchas otras cosas más que son más trascendentales. Porque El Progreso del municipio no se mide por una sola carretera, se mide por las oportunidades que tenga la población para dinamizar la economía y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Deja un comentario