LA PLAZA MUNICIPAL DE MERCADO

LA PLAZA MUNICIPAL DE MERCADO

Al cruzar el Puente Lopez se encuentra la Plaza Municipal de Mercado , en el mismo sitio en el que, durante dos siglos, funcionó el convento de San Bartolomé, de los franciscanos. El antiguo convento se vio seriamente afectado en el terremoto de 1805. Su ruinosa estructura tuvo varios usos, entre ellos el de teatro, imprenta, escuela y cuartel. En 1896 fue cedido a los hermanos cristianos, quienes no alcanzaron a restaurarlo, y en 1901 fue reducido a escombros, durante la Guerra de los Mil Días. El nuevo edificio, construido entre 1917 y 1935, por el ingeniero inglés Harry Valsint, ocupa la totalidad de la manzana. De planta cuadrada, cuenta con dos galerías aporticadas, una exterior y otra interior, de 76 y 72 columnas, respectivamente. Fue declarado Bien de Interés Cultural de Carácter Nacional mediante el Decreto 1756 del 26 de noviembre de 1996.

El ambiente de la plaza es el de un animado mercado de pueblo. Allí, además de la oferta de frutas, verduras y granos, se encuentran comercios que mantienen vivos oficios tradicionales, como el de relojero, joyero y sastre, que se resisten al paso del tiempo, junto a surtidas quincallerías y a los puestos donde hábiles mujeres, desde muy temprano, limpian el pescado y arman las sartas de “bocachico”. Desde el punto de vista arquitectónico, representa una de las primeras construcciones en Colombia en las que se utilizó concreto armado para su estructura, y hoy en día es uno de los pocos inmuebles de su clase que aún se conservan.

Tomado del documento Red Turística de Pueblos Patrimonio – Un viaje en el tiempo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y Fontur Colombia.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *